El Camino Largo y Tortuoso

La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar. (Eduardo Galeano)


Deja un comentario

La Nueva Religión Venezolana

Me vino a la mente este tema porque las similitudes que observo diariamente entre la política venezolana y la religión, son demasiado tragicómicas. Yo no intento, ni intentaré, cambiar tu manera de pensar, posición política o ideología (aunque en realidad no se trata de esta última).
  1. Tenemos un “Salvador” que ha venido a mostrarnos el camino, esperado por mucho tiempo, y que ha aparecido casi proféticamente.
  2. Pero a cambio de ello, siempre con una sonrisa carismática y el afán de que entendamos la “verdad suprema”, hay que obedecer sus “mandamientos”, sin medias tintas, pues serían pecados mortales.
  3. Estos mandamientos son incuestionables por sus fieles feligreses, que todavía creen en los milagros, que esperan y rezan diariamente porque ocurran, pero que aparte de ello, no hacen ningún esfuerzo para que sucedan.
  4. Claro que no podía faltar su “Dios Padre”, el cual guía cada uno de sus pasos, y cuando tiene dudas sobre el camino que esta tomando, pues invoca su sagrada sabiduría.
  5. Lucha diariamente contra el “Representante del mal” en el mundo (bueno, a decir verdad hasta yo quisiera acabar con ese desgraciado), aquel cuyo poderío absoluto y capitalista, amenaza a su reino (y al mundo en general).
  6. Sus fieles seguidores escuchan sus palabras por horas con una fascinación total (los domingos claro, el día del señor), casi hipnotizados, creyendo en todo lo que dice, sin importar lo absurdo he ilógico que esto suene, pero en el fondo con temor… porque ¿que es una religión sin temor? si ese es su fundamento básico.
  7. Pobres de ellos… piensan que si lo siguen a donde sea, de cualquier manera y en contra de lo que sea, lograran vivir eternamente en el “paraíso”, al cual por supuesto, para llegar, hay que morir primero… (o matar si es necesario)
  8. Pequeño sacrificio que están dispuestos a cumplir con tal de defender a su redentor, defensor de los pobres y desposeídos… pero poseedor de las riquezas más exageradas, habría que ver cuantos de ellos realmente se sacrificarían si fuese necesario.
  9. Mientras, aquellos que están en su contra, en realidad siguen su mismo camino, son igual de fanáticos y tontos, hasta peores, en algunos casos… con la única diferencia que son politeístas, pero como ustedes saben, cada religión se cree la única dueña del cielo.
  10. Por último, estamos los “ateos”, que no creemos en ninguna de esas tonterías, pero que lamentablemente tenemos que estar en medio, aguantando de un lado y del otro… Pues cuando se nos ocurre opinar al respecto, ambos bandos nos caen encima. Obviamente, no hay peor pecado que el “no creer”… sobre todo cuando no crees en ellos.
En fin, que este será un cuento de nunca acabar, pues los creyentes son creyentes, solo se adaptan a las nuevas religiones, y me temo que las religiones no saben gobernar, pero lamentablemente, acá se vota rezando y no pensando… O peor aún, por más que lo pienses, no tienes de donde escoger… ya que todas las opciones son más de los mismo, religiones al fin.
Anuncios